miércoles, 1 de octubre de 2014


OCTUBRE EN LDU: Diario página #1 "La exposición"




Acabo de ver en las noticias sobre el brote de epidemia del Ébola, que ha dejado más de 4 millones de huérfanos en África y ahora decidió dar un paso más allá de estos límites. También estuve viendo el aumento en las rapiñas y el nivel de violencia. Se acentúa en los medios las catástrofes y las crisis económicas en varios sectores. Las protestas son cada vez son más airadas aún más salvaje que los hechos inhumanos que se intentan denuncian.
En las redes sociales es gratuito la afrenta, el desprestigio y los mensajes hostiles. Las discusiones callejeras no discriminan a nadie, ancianos contra jóvenes, mujeres contra hombres, vecinos contra vecinos, pobres contra pobres… y seguimos igualando hasta reducir a la mínima expresión: personas contra personas.
El maltrato animal, la explotación de los recursos y la consecuente defensa de la naturaleza ante los ataques firmes que recibe…

Todo se encuentra televisado, masificado, amplificado tan proporcional a la degradación casi viral del entorno que hemos construimos.
Podría seguir enumerado, clasificando y notificando toda clase de atrocidades que vienen provocando una sensación de alarma; sentir que todos estamos en riesgo.
A todas estas banalidades se le suma el no llegar a fin de mes, los pequños gastos del día a día. La falta de confort, el trabajo extenuante y la incapacidad de ser feliz con las pequeñas cosas.
En lo personal, solo observo y casi ni hablo. No comento nada, al menos que sirva para comenzar una conversación que terminarán, indefectiblemente, otros (porque todos quieren hablar). Aunque el final de dicha iniciativa terminará con algún pleito, por insolvencia de aceptar las opiniones contrarias. Todos parecen asumir el papel de panelista de programa de televisión y muchos aportan su cuota de escándalo a las charlas.

Creo que todos están muy estresados. Tal vez por eso; empezaron a ver cosas extrañas, fenómenos paranormales, el miedo como una enfermedad crónica…




Sobre el autor:

Eh, complicado hablar en primera persona. Veamos…
Mi orgullo es ser lector y por atrevido también me considero escritor (no de los buenos).
Despunto el vicio de escribir historias porque creo tener demasiada imaginación, se me da por pensar en cosas macabras y las vuelco al papel. Nace mi gusto por el terror desde chico, mis héroes eran sanguinarios asesinos. En la lucha constante de que mi padre me permitiera alquilar pelis de terror (de las suavecitas) en vez de dibujos animados, jaja. A esa edad la muerte era una fantasía y el asesinato desde la ficción no representaba un pecado (luego vendrían algunos filósofos que me cambiarían la perspectiva). Como "adulto", sigo manteniendo, en parte, esta idea más otras perversiones que se suman a la hora de escribir.

Otro cosa que quiero destacar es mi trabajo en LDU, mi hobby que es un orgullo. Además mis trabajos gráficos para Teresa Oteo Iglesias y su proyecto literario “Orbis Verbum: un giro de compás”. También realicé un tráiler para la Antología “Mentis Error” y para el blog “Demiurgo de Hurlingham”.






6 comentarios :

Teresa Oteo dijo...

Pues sí, yo me reconozco muy estresada y percibo cosas raras, en ocasiones veo muertos y lo que es peor, muy a menudo les escribo :)
Buen inicio el de este octubre que seguro va a ser espectacular.
Nos dejas con ganas de más.
Besos!!

Kramer dijo...

Una muy precisa descripción de la vida actual. Estaré atento a este diario.
Saludos!

G a b y* dijo...

Momentos difíciles los que nos tocan... mucho ruido, mucha alharaca, temores, inseguridad, pero... bien dices, hay voces que vienen de otras esferas ignotas, extrañas, que tal vez intenten confundirnos o asustarnos un poco más.
(en definitiva esa es la idea!)
A por este octubre de temores fundados.
Aquí estaré.
Gaby*

Judith dijo...

La verdad que prefiero mil veces escuchar voces, ver fantasmas o lo que sea, con tal de no afrontar el día a día, me dan ganas de desaparecer para siempre, pero debo de ser muy cobarde ya que no me animo a hacerlo. Ni modo.
Muy buen comienzo.
Besos.

Sindel dijo...

El miedo es el peor de todos los males, nos paraliza y nos hace ver cosas que no son.
Ojalá no se masifique y no se haga dueño de nuestras mentes.
Genial entrada para este octubre ldu
Un beso!

LuisBernardo Rodriguez dijo...

Esta es una nueva enfermedad o tal vez más vieja de lo que creemos. Gracias a todos por comentar. Lean las frases de las cabeceras todo tiene que ver con todo.