miércoles, 31 de octubre de 2012


OCTUBRE en LDU: Microterror V por Luis Bernardo Rodríguez



La calma

Estaba anocheciendo. Un hombre, acababa de atravesar varios kilómetros de campo al encuentro de otra persona.

El servicio seguía en actividad (todo el mundo tenía instalado el sistema por el cual se comunicaban, mientras alguien permaneciera consciente continuaría funcionando) pero las circunstancias  no eran propicias para revisar cada actualización, solo se prestaba atención a aquellas proveniente de algún familiar desaparecido. Solo quedaba correr, ocultarse y encomendarse para mantenerse con vida.


Via ainstant-thought-mindconnected

Estoy exhausto, muy cansado. Si esto es el fin de los días, y de los nuestros, que lo sea, pero debo estar a tu lado para afrontarlo. Sé que estás ahí sintiéndome. Si te desconectas, me rendiré. No voy a huir, que cualquiera me ataque (como he visto, despedazando al prójimo como animales rabiosos y salvajes) y me infecten y no presentaré resistencia. Necesito tu abrazo.

El hombre continuó su temeroso andar, encontró la casa que coincidía con las coordenadas y escuchó los alaridos. Parecía venir una estampida amenazante. El caos gobernaba estos tiempos y el final era inminente.
Surtió efecto la dosis que se brindó para terminar su recorrido, ya que su fuerza natural parecía desfallecer . Se adentró a la vivienda y escuchó como rondaban esos despojos (que ya no les quedaban rasgos humanos) fuera de la casa. 
La vida parece apagarse. El olor nauseabundo a muerte envicia la calma total que caerá sobre todo.
El hombre recibió su ansiado abrazo con desesperación, las lágrimas recorrieron su rostro hasta volcarlas al suelo. Serán  las últimas, la tristeza definitiva, pero una sensación reconfortante lo albergaba.
Un último diálogo:

- Finalmente, cada leyenda que me contabas parecen ciertas. Todas las catástrofes, todas esas guerras mitológicas, las enfermedades, ese fin del mundo que me contabas en tus relatos, eran ciertos…
- Supongo que te narraba antiquísimos mitos, que nunca los creí fieles, pero de todas formas nos burlábamos.
- Cierto, pero quizás alguien sobreviva, como aquella vez. Por algo estamos aquí repitiendo el pasado.
-Esas leyendas transmitidas datan de muchos años. Quizás alguien cuente la nuestra en el futuro. Creo que se acercan, ya están dentro.
- Sigamos hablando, por favor. ¿En qué año se remontaban esas historias?
- Creo que alrededor del 2012
- Si, hace mucho tiempo atrás…


 Mi último microterror para este mes de Octubre especial en LDU. Espero que hayan disfrutado y el próximo año volveremos por más!

Registro en Safecreative

1 comentario :

Teresa Oteo dijo...

Me acuerdo de aquella profecía del 2012...hace mucho tiempo,es cierto!
Bueno, espero que los mayas no tuvieran razón y el año que viene nos veamos en tu maravilloso especial de halloween, ha sido un placer participar en él!
Un beso :)