miércoles, 10 de octubre de 2012


OCTUBRE en LDU: Microterror II por Luis Bernardo Rodríguez


Dulces y generosos


En el barrio todos saben que pueden recurrir a los Márquez para lo que necesiten. Son cooperantes y sin pedir nada a cambio. Ellos ofrecen y dan generosamente y en cualquier ocasión; una taza de azúcar, algún trabajo menor con recompensa, una llamada de teléfono, un plato de comida hasta incluso dinero.
Son los más apreciados y valorados por todos los vecinos, es decir; su apariencia de buenas personas es indiscutible.

- Deja eso ahí, por Dios, que son los caramelos para los niños.


En el barrio, así como en todo el país, se instaló desde hace cinco años, y de forma progresiva, la tradición de Halloween. Lógicamente, esta festividad es altamente adictiva y su contenido comercial es infalible para estas tierras, que desconocían la práctica de dicha tradición. Nadie la ignoraba, las películas y la televisión la difundían y siempre estuvo presente en el conocimiento popular, pero no la comulgaban. 
Este país, si bien es laico, tiene una gran proporción de adeptos al cristianismo. Obviamente, fundamentalistas también.
Estas personas no entienden porque los niños mendigan dulces, porque dejan escapar su alma directo al infierno y  permite que el mundo deje abiertas las puertas para que el diablo se instale, cómodamente, en cada rincón de esta creación divina. Porque; según ellos, el mal está ganando la batalla y la luz de la inocencia se va volviendo tenue. También, creen que el castigo es edificante, alecciona a los descarriados para volver a la virtud.

- Basta, Joaquín, que ya están los caramelos prontos.

El marido se aleja espantado. La mujer deja la jeringuilla, a un lado de la canasta, con la que introdujo el letal veneno en uno de los dulces. La dosis es inodora y mortal. Hace dos años vienen realizando esta operación. Dos víctimas, que el azar de elegir uno de los tratos, ya se han colocado, por la eternidad, el disfraz perpetuo de la muerte.

- Beatriz, ya está sonando el timbre, los chicos esperan los dulces...



Registro en Safecreative


Visiten y comenten los demás relatos:







10 comentarios :

Lady Glamour dijo...

Una yegua la mujer de Marquez!

Natàlia Tàrraco dijo...

Esa va disfrazada de buena cristiana y es despiadada bruja.
No hay peor veneno que el fanatismo capaz de cometer los actos más odiosos bajo argumentos atroces.

Luís, muy bien servido este Halloween envenenado.Me dejaste los pelos de punta.
Besito horrorizado.

Luis Rodriguez dijo...

Gracias Natália y Lady por sus comentarios.
Me dio un poquito de temor pensar como un fanático para dibujar este relato. Pensaba, si ellos realmente piensan que esos niños ya perdieron sus almas en estas "fiestas satánicas" (desde su óptica), la lección que intentan dar no les importa las consecuencias.

José Vte. dijo...

Un micro que espanta más por lo que uno imagina que por lo que muestra, digno del mejor Hitchcock.

Un abrazo

Luis Rodriguez dijo...

Gracias José Vicente por tu "desmedido" elogio, jeje.

Judith dijo...

Interesante visión, aunque por momentos me desviaba de la trama principal pero que igualmente se entiende su significado.
Diferente.
Besos

censurasigloXXI dijo...

Por dios, que son para los niños... debe ser que ese que se acerquen a mí, que dicen dijo un señor que ni se sabe quién fue, se lo tomaron muy en serio los locos peligrosos dueños de pastelitos y los portadores de vestido de raso negro y alzacuellos blanco....

Muy buen, un beso.

Luis Rodriguez dijo...

Gracias Judith. En realidad, la información que voy dando es referente a los Márquez, aunque no se diga. Quería construirlo de otra forma la historia. El mismo caso sucede con el próximo microterror "Instrucciones para confeccionar tu calabaza de Halloween". Esperaré tu impresión y que te guste!
Verónica, gracias por pasar y dejar tu impresión sobre este enfermizo y generoso matrimonio.

Sindel dijo...

El final me dio escalofrío, creo que con tan pocas palabras está dicho mucho más de lo que hace falta.
Excelente micro, con final terrible.
Un abrazo.

Luis Rodriguez dijo...

Sindel mil gracias por dejar tu comentaraio y también tu colaboración. Este viernes queda publicada en el especial OCtubre