jueves, 11 de octubre de 2012


Este jueves un relato: "Teléfonos" Luis Bernardo Rodríguez


Nuestra anfitriona va instalando las líneas de comunicación desde su 
central:

LUGAR DE ENCUENTRO

¡Gracias María José Moreno por el llamado!




Aporte 1

Escuché decir a Dolina:

*El teléfono es un gran invento, pero el segundo teléfono fue el más importante para el éxito del primero…

*No son palabras textuales del ingenioso comentario.


Aporte 2

Atender o no atender, esa es la cuestión.

Debería hacerme valorar un poco. Hacerme rogar, pero sin abusar. Aunque, tampoco quiero que piense que soy arrogante.
Como insiste, suena y suena. Apenas charlamos un poco en el bar y nos pasamos los números.
En fin; que debería contestarle

Los rings cesaron

Bueno, que si suena de nuevo, lo haré. Debería hacerme la desentendida con respecto al llamado, y también; decir algo medianamente inteligente. Reconozco que me comporté como una adolescente que desbordaba hormonas ante él. Asumo, que voy a omitir lo pienso: que será el padre de mis hijos y que quiero llevarlo al altar.
Hermoso hombre, bien masculino, tosco. Vale, que voy a atender…

Ring, ring y otro ring (por si no queda claro que está sonando el teléfono)
Luego del tercer ring, ella levanta la bocina y escucha. Al rato, contesta:

Sí, pasaré a abonar la cuota vencida en los primeros días. Sí, por favor. Agende ese día para realizar el pago, iré sin falta a primera hora. Gracias.

Corta y maldice.

30 comentarios :

Natàlia Tàrraco dijo...

Atender o siempre quedará la cuestión. Besito.

Mar dijo...

La primera aportación está genial. Obviamente sin teléfono receptor no se habría podido llevar a cabo lo que entonces fue un "experiemento".
Respecto a la segunda, hay llamadas que mejor no atender por decepcionantes.

Un saludo.

Neogéminis dijo...

jejee...es cierto! el primer teléfono no hubiera tenido sentido sin otro que le hiciera compañía ajjaja
Y ese juego ridiculo de graduar y hacer esperar a quien llame para que no malinterprete nuestra ansia, todos -al menos alguna vez- lo hemos experimentado! jajajaja
Un abrazo.


P.d
veo que estás preparándote para halloween!

Luis Rodriguez dijo...

Gracias a todos por los comentarios. El primer aporte escuché de Alejandro Dolina esta comentario genial.
Mónica, todo Octubre es el especial. A la noche tendrán dos relatos cortos de otra juevera, Teresa Oteo. Verónica de Censura SXXI, Natalia y José VTE, se harán presente también.

José Vte. dijo...

Inicialmente no había cogido la frase del primer texto, pero efectivamente es genial, si no hubiera un segundo teléfono, a ver que iba a hacer llamando el primero a nadie, jajaja.

El segundo es bueno, practicar el disimulo para que llegue la acostumbrada llamada solicitando un pago.
Divertidos.

Un abrazo

Cecy dijo...

jajaj La primera cuestión es impecable, siempre y cuando haya una segunda que conteste.

Buenísimo.

Un abrazo.

Luis Rodriguez dijo...

Gracias Cecy por tus palabras, ¿estás participando de este Jueves? No estoy leyendo a todos, porque ando con el tema del especial. solo intento retribuir las visitas y saludar. Debido al éxito de la frase en las próximas convocatorias, me parece que voy a usurpar frases de otros para armar las entradas! Ya ni me gasto en escribir, jeje

Alfredo Cot dijo...

Hola Luis, el primer aporte merece una entrada para el sólo... ¡¡Genial!!

El segundo, divertido, lleno de espectativas que sólo al descolgar se conocen, mientras tanto a ir pagando... que es gerundio

Abrazos
Alfredo

Carmen Andújar dijo...

Está muy bien. ¿Cuántas veces nos ha pasado eso que explica?. Lo dejaré sonar un poco. Si suena de nuevo lo haré. A más de uno nos ha pasado algo parecido. Desde luego el teléfono es más importante en nuestras vidas de lo que nos imaginamos.
Un abrazo

Judith dijo...

ja ja!! buenos aportes los 2!!
valla!! es mejor nunca hacerse ilusiones con los llamados, los chascos siempre están a la orden del día ja ja!!
Muy bueno Luis!!
Besos

Teresa Oteo dijo...

Jajaja, Luis , el primero es buenísimo,me ha encantado!
El segundo, vaya chasco :(, se quedó esperando al hombre de su vida mientras le reclamaban las deudas, una pena.
Muy buenos los dos.
Besos.

casss dijo...

Me costó entrar a tu página, como si vivieras en la China!! es de no creer, jaja.
Pero insistí, por suerte, porque me hubiese perdido de tu aporte tan entretenido y divertido.

Un fuerte abrazo!!!

p.d. cómo te tiene Haloween!!!

Juan Carlos dijo...

Lo de Dolina, genial.
El relato, lo que pasa, el teléfono genera expectativas que a menudo, como fue el caso, no se cumplen.
Abrazo, Luis.

Luis Rodriguez dijo...

Coincido totalmente, Dolina es un Maestro. Gracias por pasar.
El especial de Halloween me tiene medio ocupado pero a la noche pasaré a leer sus aportes de Jueves.
Mónica te espero con tu relato o poesía terrorífica!! y al resto también si gustan. El 31 termina con el último aporte en Halloblogween

Fabián Madrid dijo...

El primero es una idea genial, y otra el recordarla.Hay que ver las cosas que suceden con el telefono de por medio. Buen trabajo

Luis Rodriguez dijo...

Ah Fabián a veces se ponen tantas expectativas en una llamada que termina siendo otra muy distintas a las ilusiones!
Gracias por comentar

Luis Rodriguez dijo...

Gracias Casss y eso que estamos tan cerca! A veces, incluso a mí, me cuesta entrar a mi propio hogar, jeje. Me parece que exageré entre tantas canciones de terror y banners. Estoy poseído por Halloween jaja. Espero los aporte de aquellos que deseen dejar algún susto en este mes.
Gracias Teresa, Carmen, Alfredo, Juan Carlos, Fabián y a todos por este maravillosos Jueves, estaré en un rato poniéndome al día con vuestros aportes, pero me gusta contestar los comentarios aquí!

Anónimo dijo...

soy el gus...
como adicto al dolina desde hace dos años...lo escucho en diferido casi todos los días. es más, estuve en un tris de ir a verlo a madrid cuando vino por mi país...me quedo con su magia, cu saber decir y...es el maestro, así como suena, es el gila de mi país, como suena.,.
medio beso.

Luis Rodriguez dijo...

Gracias Gus por pasar por aquí. Me imgaino como seguidor de A. Dolina estás leyendo o leíste su reciente novela, todavía no la compré. La tengo pendiente. Bar del infierno fue mi última lectura. Es buena o te pareció interesante?
Saludos

Sindel dijo...

Genial frase la primera!!!
El segundo texto me encantó, eso de hacerse rogar a veces es dejar la única oportunidad que tenemos. Mejor atender, siempre!!!
Un abrazo.

Maria Liberona dijo...

Atender o no atender el teléfono esa es la cuestión y si atiendes la otra seria cortar o no cortar a mitad de conversación jajaja

San dijo...

Luis la primera me ha parecido suprema, si señor, no hay uno sin dos.Y la segunda ¿quien no ha vivido algo así?
Buen jueves.
Un abrazo.

Luis Rodriguez dijo...

Gracias Sindel, María y San por sus comentarios. A veces es mejor ser espontáneo y dejarnos llevar por la conversación, nada de imponerse una pose o una actitud! En fin, que el personaje pague! jeje
En realidad, la frase de Dolina no es literal. Escuhé ese comentario y me vino a la mete apenas vi el teléfono del jueves.

Pepe dijo...

Dado que nunca tenemos la certeza de quien nos llama, lo mejor es atender la llamada sin demoras, aunque luego
nos encontremos con una llamada no deseada. Eso de contestar tarde para no denotar impaciencia nos puede privar de algo deseado.
Un fuerte abrazo.

ibso dijo...

Los dos aportes los entiendo como metafóricos y complementarios de lo dificil que puede resultar "comunicarse". Geniales ambos.
Un saludo

Gastón Avale dijo...

jajaja eso le dolió hasta el ego más interno!!! muy buen relato Luis! me encantó el segundo relato! un abrazo!

Tyrma dijo...

¡Qué desilusíon! Una espera una llamada que le cambie la vida...o no, y se encuentra con un impago.
Buen final, y mejor principio, Luis.

Un abrazo

Luis Rodriguez dijo...

Ibso, ciertamente; entre lo que uno quiere decir y lo que otro entiendo (y con todo lo que esto significa de por medio) a veces resultan los problemas de comunicación. Como querer expresarse y no hay receptor. Lo que la frase de Dolina es toda un metáfora y no un simple comentario ingenioso. Este jueves fue muy productivo en materia de textos. Lástima que me faltaron algunos, deberé ir a comentarlos aunque ya esté en marcha la próxima convocatoria. Gracias Gastón, Pepe y Tyrma por sus palabras; coincido con ustedes una desilusión pero eso le pasa por prolongar la espera e inflar las esperanzas, es mejor dejarse llevar, lo que tenga que pasar, pasará...

Cristina Piñar dijo...

Tanto el primer aporte como el segundo me han gustado mucho. El primero es muy divertido, en cuanto al segundo, tanto darle vueltas a coger o no el teléfono y al final me da a mi que esa no era precisamente la llamada que esperaba, ¡menudo chasco! Buen trabajo. Un beso.

Luis Rodriguez dijo...

Gracias Cristina por tu comentario. Terrible chasco y una imagen medio patética dejó esta chica, me parece!