jueves, 17 de enero de 2013


Este Jueves... un relato. Un corazón para el ahorcado. A cargo de LuisBernardo Rodríguez



Un corazón para el ahorcado

La maldita leyenda lo tenía como protagonista. Oscilaba eternamente, pero tan solo un día al año se volvía visible. Vilipendiaba y rugía. Insultaba la abominación en la que estaba condenado. Reclamaba su corazón pero cualquier otro le serviría para retornar.
Si su amada supiera su ubicación y que este era el día para el encuentro…

El mal lo consumió y él no lo sabía. Profesaba con recelo su oculta y oscura ciencia. Creyendo no hacer daño a nadie, aprendía antiguos rituales y sortilegios. Lentamente, su ansia de saber más, lo llevaron a terrenos tenebrosos.

En su concatenación de blasfemias, evocaba a Lucía. El único ser en este mundo que lo acompañó. Ella lo admiraba y ese amor entre ellos los hacía tan fuertes como (y contra) el mundo entero.
El vulgo, le temía. No querían comprenderlo, deseaban concluir con sus herejías que alteraban a los niños, a las mujeres y ancianos de la villa.
Finalmente, los hombres incendiaron su refugio, todo su contenido era altamente inflamable; como el libro que acababa de cerrar donde realizó su último pacto.
Cuando él salió, fue tomado por varios y además de los golpes, el hierro candente y los lacerantes cortes que le infringieron; le abrieron el pecho y arrancaron el corazón para quemarlo en una improvisada hoguera. El populacho enardecido, ignoraba que esta acción era un castigo perpetuo.
El cuerpo, horriblemente deforme, fue llevado al roble más cercano, que también era el más antiguo, y lo colgaron. Las aves carroñeras se llevaron parte del botín, los ojos de los que pasaban se adoctrinaban sobre el castigo para el pecador y el tiempo se cargo este pavoroso episodio que ya nadie recuerda.

El sonido de la soga, mientras el ahorcado se balancea ante la llegada de los enamorados, simula un crepitar; y es que el crujido que emite parece chamuscar la fuerte rama del árbol al que pertenece. Esta visión parece excitarlo porque aumenta el frenético vaivén de su mutilado cuerpo.

-Mejor pasemos la noche bajo ese árbol, mi vida. El clima nos es favorable, si hiciera frío te abrazaría lo suficiente para encender nuestros cuerpos. Sabes que por ti, daría la vida. Mi corazón es tuyo.

Ella lo mira a los ojos con ternura. Mientras su voz se vuelve áspera y oscura (como vieja) para contestarle:

-Lo sé…

Sigan atravesando bosques y campos, hay una legión de historias que esperan ser descolgadas…


25 comentarios :

Montserrat Sala dijo...

Queirdo amigo. Ayer,colgué mi relato casi de madrugada.rendida por el sueño se me olvidó comunicártelo.Te ruego me disculpes, y aquí te dejo mi link para que lo publiques.
Gracias

http://msalaportagmail.blogspot.com.es

Valaf dijo...

Una especie de "caer en el lado oscuro". Pero veo que armas tu relato con la presencia de su amor, ergo hay esperanza para el mago.

Un saludo

Judith dijo...

Trágico pero a su vez con cierto toque de romanticismo, me gusto Luis!
La magia y su poder dan miedo pero que atractivo que se vuelve a la vez.
Besos

G a b y* dijo...

La suerte o la mala suerte que nos pueda tocar... A veces el destino nos juega malas pasadas, y en tu relato, los caminos no parecen querer encontrarse. Me ha gustado Luis, y el final, siento que se presta para seguir imaginando que aún algo puede ocurrir.
Un beso y muy buen jueves has organizado, gracias!
Gaby*

Sindel dijo...

Me gustó mucho tu relato corto pero sumamente interesante.
Magia, amor y desencuetro, que suman un lado oscuro que atrapa.
Un beso enorme.

Toni dijo...

Ay, esa ansia de saber más, arriesgado oficio. Luego hay que apechugar con las consecuencias.

Breve e intenso relato, Luis Bernardo. Un abrazo!

Teresa Oteo dijo...

Lo desconocido asusta y tu prota se movía en un mundo oscuro y diferente que le llevó a perder el corazón y a colgar del roble, sin embargo tuvo su corazón puro que lo amó y que no le olvida.
Muy bueno, anfitrión!
Besos y enhorabuena por la organización del jueves.

Cecy dijo...

Tiene mucho condimento tu relato, amor, odio, bronca, envidia, pasas de lo tenebroso a la luz.
Si, es un toque mágico.

Un abrazo !!

Rosa de los Santos dijo...

M e ha gustado mucho tu propuesta. aun puedo participar ? dime como -
me uno a tu blog ,encantada - besos desde España-

Maria Liberona dijo...

terror, temor, desaciertos y desconciertos, y un poco de amor... vaya que relato

Leonor dijo...

Magia, amor, tragedia....condimentos esenciales para hacer interesante un relato romántico y esa cita anual con el mundo que mantiene la historia siempre viva.

Un beso.

Natàlia Tàrraco dijo...

Hiciera lo que hiciera el brujo, el que era amado, fuera cual fuera su mágia siniestra, aquellos que lo asesinaron y martirizaron y colgaron, eran mil veces más detestables.
Bajo la copa del árbol de nuevo los amantes se citan, una intriga flota en el aire...y en tus letras el misterio reina y fascina.

Gracias por tu conducir el jueves con tanto empeño, imágenes tan diversas de ahorcados, casi infinitas, gracias Luís amigo, ha merecido la pena el árbol del ahorcado juevero. Besitos contentos y aplauso general para ti y todos, todas.

San dijo...

mmmm!! la historia se hace interesante, ese lado oscuro, ese hiciera lo que hiciera...deja preguntas en el aire y ganas de saber más.
Un abrazo.

Pepe dijo...

En primer lugar, gracias por tu magnífica conducción, imágenes de ahorcados incluidas.
Tu relato, mezcla de magia, romanticismo, persecución y castigo inmerecido, me ha gustado mucho.
Un abrazo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

En las historias del busquedas de conocimientos esotericos, la culpa suele estar en los atajos indebidos, a las trampas. Tal vez haya perjudicado a su amada.
Breve pero efectivo. Da a interpretaciones multiples.

Carmen Andújar dijo...

El lado oscuro y tenebroso de estas historias están aquí muy bien encadenados, con amor incluido,que esto siempre le da un punto humano y tierno.
Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Ah, no funciona tu propio link en el lanzamiento de los relatos.

Gaston Avale dijo...

ese final tiene mucho suspenso...LO SÉ... excelente... me compenetré con la lectura, es de noche... que ni se me acerquen con ese LO SÉ de cerca porque me ca... ajajaja

gracias anfitrión, una excelente convocatoria... sigo con mi tarea...
la verdad es que participaron muchísimas personas. Espero encontrar gente nueva que no tengo agregada a mi lista :D

Un abrazo.

en febrero ya tengo la novela lista, espero poder publicarla para el 12 que cumple mi 12 aniversario como escritor :D

sería un buen regalo para hacerme jeje...así que después hacemos la entrevista... te digo que me ponen nervioso esas cosas, pero bueno... hay que mostrarse como uno es!

gracias de nuevo por conducir tan buen jueves.

Juan Carlos dijo...

U njuego en el que se sobrepasan límites hasta llegar al desastre. Tema eterno, que al menos tu protagonista utilizó para conocer. ¿Cuántos desastres se producen por esas adicciones.
Abrazo Luis y gracias por este jueves.

Neogéminis dijo...

Una historia de amor nada usual, convengamos!
un abrazo Luis, la propuesta ha sido disparadora de muy dispares historias.
=)

casss dijo...

A veces querer llegar más lejos, o más allá, nos juega malas pasadas.
Tenebroso ambiente en que nos sumerges. Bueno... es solo un día...

Un abrazo.

casss dijo...

Por cierto... lo has hecho muy bien.

Encarni dijo...

Querido anfitrión perdona mi tortuguez, pero a veces me veo con la soga al cuello de cosas pequeñitas que me roban tiempo y así me va. De todos me ha venido bien esto de colgarme,y ver el consuelo de otros 'colgados'. Con respecto a tu relato, a veces por buscar un corazón se acaba perdiendo la cabeza, como este es el caso, o eso creo...

Un beso.

Matices dijo...

Un final abierto, en una historia con todos los ingredientes amor, suspense, misterio... me gustó, Luis
Enhorabuena, por tu conducción del "10".

Besos!!

Mar dijo...

Acaso fue un arrebato de amor no correspondido... El protagonista y el arbol sabrán que fue lo que ocurrió. Es estremezedor, cuanto menos, que solo una vez al año se dejase ver, quizá con motivo de alguna fecha particular.

Bss.