miércoles, 9 de enero de 2013


Este Jueves.. un relato: "Observar mejor" LuisBernardo Rodríguez


Observar mejor
Un hombre mayor se detuvo en un semáforo que se encontraba, momentáneamente, fuera de funcionamiento. El tráfico a esa hora de la tarde era estresante.

Una joven se percató de la dificultad del anciano para cruzar la avenida. El hombre solo le esbozó una sonrisa ante la buena intención. Ella hacía señas a los vehículos para que detuvieran la marcha, pero haciendo caso omiso al pedido continuaban su furioso retorno a las cocheras.


Durante el episodio se mantuvo en silencio y el hombre se encontraba (a esa altura); con los brazos enroscados a los de otras dos señoras, con un niño a unos pasos y un par de hombres que bajaban y subían la vereda para lograr suspender, por un momento, el denso tráfico.
Finalmente, el semáforo resucitó.
Cuando la luz verde les permitió el cruce; las mujeres quisieron emprender la marcha con el anciano en brazos. Una firmeza de diez mil jóvenes se concentraba en el anciano.
Fijo en el mismo lugar, el anciano negó con la cabeza y levantó el índice hacia el horizonte.
Todos se quedaron contemplando como el sol se despedía entre edificios.

Con los años, tal vez, uno empieza a observar mejor. 

Por más años y experiencias en lo de Gus: Juliano el apóstata

22 comentarios :

casss dijo...

Sí.. el mundo es cruel porque los valores están subvertidos.

Seguramente reflexionaremos muchos este jueves sobre esta triste de realidad.

Lo bueno de todo esto, es que el señor mayor, el viejo, ya no corre como esos energúmenos, tiene tiempo!!! ojalá lo sepa disfrutarlo.

besos
(me anoto a tu propuesta literaria, me encantò!!!)

rosa_desastre dijo...

La prisa, abono para la deshumanización, no deja lugar a los pasos torpes de un anciano. Cruel.
Un beso

Teresa Oteo dijo...

Sí, tienes razón; supongo que con los años observamos mejor o simplemente tenemos otra forma de ver la vida y de disfrutar con pequeñas cosas que las prisas y las carreras de cada día no nos dejan valorar y apreciar.
Triste pero es así.
Muchos besos, Luis!!

Carmen Andújar dijo...

Siempre vamos con prisas y no nos fijamos en lo que nos rodea, nos volvemos inhumanos, y es muy triste.
Un abrazo

Tracy dijo...

Real como la vida misma y hay que dar gracias que no arremetieran contra él aún estando en la acera.

Natàlia Tàrraco dijo...

!Alto! quietos parados juventud, lo primero es lo primero, se nos va el sol, se nos escapa el ocaso.

El mundo se divide entre peatones y conductores, parece mentira, y el abuelo a sus observaciones siempre agudas, se nos van los días y se nos van las puestas de sol o ese pájaro que vuela.
Besito amigo mío.

Cecy dijo...

Esa es una de las grandes enseñanza, la paciencia, la mirada en las cosas bellas e importante. También es cierto que cuando tienes el tiempo, algo te saca para salir corriendo.

Tiene una linda moraleja tu relato.

Un abrazo Luis.

San dijo...

Ese dedo levantado, esos ojos detenidos en el sol que se oculta, ese pararse, sin prisa ¿para qué? Con la edad esas prisa suele desaparecer, hay que entenderla.
Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

En ese mundo de prisas, dominado por los más fuertes pocos tienen la suerte de saber apreciar lo esencial.
Abrazos Luis.

Leonor dijo...

Un relato con una gran enseñanza, es importante saber pararse para admirar las pequeñas cosas que nos rodean. En esta sociedad tan acelerada no tenemos tiempo para apreciar el vuelo de una urraca que se cruza en nuestro camino, o las pequeñas flores que han nacido al pie de la carretera, o el juego amoroso de una pareja de equinos correteando sobre un campo de vinagrillos.Te pongo estos ejemplos porque son las situaciones que me han hecho detener mi paso para admirarlas.

Un beso.

censurasigloXXI dijo...

Creo que es la lentitud en hacer las cosas, esa falta de reflejos y de rapidez para pensar o realizar movimientos, la que permite reposar la mente y observar mientras la acción se lleva a cabo. No nos damos cuenta pero, poco a poco, y con los años hay cosas que cuestan más de hacer y... un día te das cuenta cuando respondes a alguien: "NO vayas tan deprisa, NO hables tan rápido, Espera que no puedo con dos cosas a la vez" ... cuando antes podía con cinco.

Un beso y enhorabuena por el argumento.

Pepe dijo...

Con la edad, llegamos a la conclusión de que las urgencias no aportan nada bueno. Tenemos todo el tiempo del mundo para recrearnos en lo esencial de las cosas. El semáforo, puede esperar, la puesta de sol... no.
Un fuerte abrazo.

Manuel dijo...

Un detalle significativo de como nuestra sociedad no esta pensada para nuestros mayores.
Un abrazo

Sindel dijo...

El egoísmo, el no mirar al prójimo, la prisa, la falta de respeto, todas esas cosas que forman nuestra sociedad actual. Buen relato Luis, una muestra de que algo tendríamos que cambiar no?
Un beso enorme.

Matices dijo...

Tal vez sea que las prisas llega un momento en que se amilanan y tienes una nueva posibilidad con la cual no contabas para ver... que hay cosas sencillas y de gran belleza.
Tendremos que parar un poco y observar...
Buena reflexión
Besos

Neogéminis dijo...

Tanto en Italia como en Uruguay he visto que se respeta al peatón por sobre el paso vehicular, como debería ser. Aquí en Argentina, lamentablemente, es todo lo contrario, sea cual sea la edad del ser "de a pie".
¡Con pequeños gestos podríamos modificar mucho nuestra convivencia!
Un abrazo

Mar dijo...

Muy bueno el relato. La gente, andamos tan deprisa por el asfalto, que nos olvidamos de mirar al cielo y de apreciar los pequeños y maravillosos detalles de lo cotidiano :)

Bss.

Toni dijo...

No me den prisa, parece decir el anciano, no quiero llegar antes sino disfrutar del camino. Así debería ser a cualquier edad.

Original enfoque del tema, Luis Bernardo.
Saludos!

LuisBernardo Rodriguez dijo...

Transcribo el comentario de Gus (Juliano el apóstata) que me dejó via correo electrónico:

gracias , luis...
y sí, la edad, supongo, digo supongo por que aún no llegué a ella y me fío más de mis experiencias que de las observadas...a veces, claro está...
sí te digo una cosa: con el tiempo, yo me he ido atemperando. así que supongo que el tiempo hara que en un momento dado, sea más observador...
medio beso.
tomo nota del jueves...

Espero que se soluciones pronto el acceso al blog (reconozco que tengo muchos banners que dificultan cargar la página, lo solucionaré para este Jueves)

LuisBernardo Rodriguez dijo...

Justamente de tiempos y prisas se trataba este aporte lo que agradezco a todos los comentaristas por detenerse y observar
este Jueves mi relato.

El Jueves que viene los espero por acá, mi primera vez en proponer tema. Espero que salga todo bien, besos y gracias!!

Teresa Oteo dijo...

Seguro que sale todo fenomenal porque eres un anfitrión estupendísimo!! A ver con qué nos sorprendes ;)
Besos!!

maria jose Moreno dijo...

Mundo deshumanizado el que nos ha tocado, menos mal que aún existen los ángeles.
Un beso