miércoles, 28 de octubre de 2015


Octubre en LDU 2015 (semana final): TERESA OTEO IGLESIAS



SECUELAS
LETALES

Temía la llegada de la primavera. Cada año era peor que el anterior. Mi cerebro trataba de controlar aquellos bajos instintos pero el borboteo de la sangre alterada bajo los efectos de la nueva estación era irrefrenable.
Mis deseos de matar me superaban. Nunca supe la causa de mi mal. Tenía derecho a saber que en aquella transfusión recibía la sangre de un asesino.


NO
CORRAS

No sé por qué corría  por aquellas calles desiertas en plena noche y en pijama.
Tenía la extraña sensación de que mi cuerpo estaba desapareciendo, se desmaterializaba sin que yo pudiera hacer nada por evitarlo.
Pronto comprobé que se trataba de algo más que una sensación. Instintivamente había cogido el móvil y las llaves antes de salir de casa, tampoco recordaba haberlo hecho, pero era innegable que las llevaba.
Las cambié a mi mano izquierda en un intento desesperado de sacarme una foto con el teléfono que me convenciera de que mi cuerpo seguía intacto, eso me tranquilizaría.
No lo conseguí. 
Al pasarlas de mano, las llaves cayeron al suelo rompiendo con su sonido el silencio de la noche.
Ya era un hecho.
Aun así hice aquella maldita foto, en la pantalla no se veía ni rastro de mi mano izquierda y el brazo no era más que una colección de píxeles borrosos.
Despavorido me dirigí a casa. Entré en el ascensor con complejo de vampiro: mi imagen ya no se reflejaba en el espejo.
Crucé la puerta temblando y preso de un ataque de pánico, no es que me faltara el aire, literalmente no podía respirar.
En el salón, convertido en un improvisado tanatorio, mi familia y amigos velaban mi cadáver.
La muerte me sorprendió mientras dormía.
Traté de huir.
No llegué muy lejos.

COSAS DE
NIÑOS

Nunca me gustó la hija de los vecinos del B: demasiado curiosa y descarada para lo pequeña que era. Esperábamos el ascensor cuando apareció el padre de la criatura con la niña de la mano. Apenas teníamos relación con aquella familia más que el cortés hola y adiós cuando nos cruzábamos en el portal o coincidíamos en el rellano de la escalera, como hoy.
La pequeña de apenas dos años rompió el incómodo silencio:
––¿Dónde vais? ––preguntó con una pronunciación tan perfecta para su edad que asustaba.
––A hacer la compra––contestamos con la mejor de nuestras sonrisas.
––¿Y qué vais a comprar? –– la pequeña continuó con el tercer grado.
Ante la insistencia de la niña, el padre decidió intervenir:
––Anda, Sofía, cállate ya, no seas pesada.
––No soy pesada, papá, pero les falta alguien.
––¿Qué quieres decir, cariño? ––le contestó ––ellos solo son dos.
––No, papá, no son dos, les falta el niño ¿dónde está el niño? ¿dónde habéis dejado al niño? ¡Tenéis que traer al niño! ––continuó la pequeña que poco a poco había ido elevando el tono de voz y tenía la cara más desencajada.
––No insistas, cielo, no empieces con tus cosas otra vez––cortó tajantemente el pobre hombre, que se estaba poniendo blanco como la cal.
Sofía pareció hacerle caso y se calló justo cuando el ascensor llegaba al bajo y a nosotros empezaba a ponernos nerviosos tanta insistencia y la extraña mirada de la niña.
El vecino se despidió saliendo apresuradamente del portal con la pequeña agarrada de su mano y nosotros nos miramos sin saber muy bien qué había ocurrido.
Dos semanas después mi marido me encontró tirada en el suelo de la cocina sin conocimiento, sobre un charco de sangre. Poco después los enfermeros del 112 me sacaban en camilla de mi casa camino del hospital. Aún con la vista borrosa, como en un sueño, pude ver a la niña del vecino observándome  desde la puerta de su casa mientras le decía a su padre:
–– ¿Lo ves, papá? Te dije que faltaba el niño, ahora ya se ha ido.

Teresa Oteo. Abril 2015


 Vamos a ver como realizo la reverencia a la autora Teresa Oteo Iglesias que nos dejó otro de sus magníficos relatos.
Ella fue la primera ganadora del Premio B, colaboró en cada una de las locuras que propuse. Trabajamos en conjunto en un par de relato, nos pusimos creativos y la entrevistamos para la sección Disparar… en todos los sentidos. Booktrailer, imágenes y Orbis Verbum nos mantuvo en comunicación fluida. 
 Ha participado en una cantidad considerable de antologías y presentaciones de su obra en Ferias del libro en España con gran éxito. 
   Apenas anuncié Octubre, ella me dijo “ya era hora”…

En fin, varias invitaciones tengo que realizar a los lectores. Muy pronto Teresa Oteo presenta una antología y una nueva novela en el evento llamado CyLcon 15. Continúa a la venta sus anteriores publicaciones “Orbis Verbum: un giro de compás” y la serie de literatura infantil llamada “Cuentos sin miedo”.


Por más información sobre la autora, su obra retengan los siguientes enlaces.





10 comentarios :

Teresa Oteo dijo...

Es todo un honor y un placer, asomar por tu casa. Sabes que te aprecio mucho como persona y te valoro como escritor y como artista de lo más polifacético, lleno de iniciativas, de ilusión, siempre con ideas nuevas y dispuesto a cualquier reto y aventura, algo que me en encanta porque yo también soy un poco así.
Sabes también que te he echado mucho de menos durante este tiempo, pero todos necesitamos desconectar y cambiar el chip de vez en cuando, pero me alegro enormemente de tenerte de vuelta.
De mis tres colaboraciones, contaros que el micro quedó finalista en un certamen y el de "Cosas de niños" está "inspirado" en hechos reales, en una historia que le ocurrió a mi sobrina al poquito de enterarse que estaba embarazada, pero no os asustéis que ya puedo decir que la niña nació el pasado 16 de octubre, se llama Adriana está perfectamente y es preciosa jajaa
Muchas gracias a tus lectores y a ti como siempre.
Besos!!

Yessy kan dijo...

Tres grandes y escalofriantes relatos con un final de impacto. Teresa es una escritora muy talentosa. El micro finalista es excelente.
Saluditos

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es notable el talento de Teresa como escritora, especialmente de suspenso, terror, historias de psicopatas.
Como creo que es el primero, que atribuye su violencia a la sangre, si fuera posible el efecto tendría que atenuarse, al renovarse su sangre, diluyendo la trasplantada. Salvo que sea un caso de usurpadores de cuerpos, que podría ser.
Es un clásico el de muerto que no sabe que lo es. ¿De que estaba huyendo?

Es magistral el tercer cuento, Cosas de niños, magistral la cara desencajada de la pequeña, evidentemente preocupada, y su padre, con cara pálida.
¿Es casual que el nombre sea Sofía o es un detalle pensado por Teresa? Sofía significa sabiduría, de ahí filosofía. Y creo recordar que Sofía es una diosa de los gnósticos. Creo que el personaje da para más relatos.

Un placer leer a Teresa y que sus relatos esten en este octubre, en este blog.

Gloria dijo...

Tensionados y con desenlace directo. Me ha gustado leerlos. Igual leídos con voz crápula... Dan mucho miedo.

Sindel Avefénix dijo...

Tres relatos impactantes.
El primero corto, pero intenso, con un final estremecedor.
El segundo me dio escalofríos, eso de anda muerto sin saberlo, qué horror.
Y el tercero es espectacular, va abriendo el suspenso de a poco para ir cerrándolo magistralmente.
A Tere siempre es un placer leerla, uno nunca sabe con qué va a salir, ni como va a dar esos giros que me encantan.
Me he empachado a gusto de suspenso, horror y excelente literatura.
Un beso enorme.

Charo dijo...

¿Qué puedo decir? Los tres me parecen muy buenos pero el que más me ha gustado es el de "Cosas de niños" y es que a mi los niños me dan verdadero pavor...quiero decir los relatos de terror protagonizados por niños ja, ja y encima si dices que está basado en un hecho real...
El micro es excelente, tan conciso y tan impactante! Y el de "No corras" también me ha sorprendido por la angustia que has creado en el personaje hasta que se da cuenta de que está muerto...qué horrible sensación tan desoladora!
Enhorabuena Tere!
Un beso

G a b y* dijo...

Leer esas historias al hilo, como se suele decir, produce una cierta dosis de vértigo macabro. De principio a fin, sus historias no dejan de sorprender ni de horrorizar. En lo personal, celebro la oportunidad que me ha dado Tere de formar dupla en varios de sus proyectos, así que me une a ella no solo la admiración, sino la amistad y el espíritu aventurero, para adentrarnos en esto de crear.
Realmente un gusto, leer sus aportes... y sin dudas, este Octubre sigue siendo una fiesta de lo más espeluznante!
Besos y mis felicitaciones a mi socia por su calidad literaria, sobre todo en un rubro que no es nada fácil.
Gaby*

José Vte. dijo...

Impactantes estos relatos de Teriri, deja bien claro lo bien dotada que está para las historias de misterio y terror.
El primero "Secuelas letales" te sobrecoge con esa última frase fantástica; el segundo "No corras", por el contrario, consigue mantener la tensión durante todo el relato ya desde las primeras palabras, el clima que va generando es angustioso; y el tercero "Cosas de niños" es tan misterioso como genial, probablemente el mejor de todos. Logra encogerte el corazón. Es lo que tienen los relatos de horror que tienen niños por medio.

Sobresaliente Tere

Besets.

Teresa Oteo dijo...

Muchísimas gracias a todos por pasar a leerme y por vuestros comentarios, me alegra muchísimo que os hayan gustado, sobre todo el de "Cosas de niños" al que yo tengo un cariño especial.
Demiurgo, lo de Sofía no fue casual :) eres un genio!!!
Gracias de nuevo por vuestras palabras!!
Besos a todos!!

Ariel El vikingo dark dijo...

Buenas tardes, buenas noches... o como sea
en primer lugar "aplausos"
en segundo "hay que matar al que da la idea y al que lo/la sigue" porque despues de leer nadie duerme =)
tercero.... "mas aplausos"
y pensar que iba a decir algo de "NO CORRAS"
menos mal, si cuando leí "COSAS DE NIÑOS" me hicieron potenciar los insultos (con las mejores de las vibras eh)
me dejan sin palabras.... Genios de la escritura!!!!




Felicitaciones a todos!!!
(me hicieron acordar de lo mal que me siento dentro de los ascensores)
éxitos


saludos