Mi blog nominado en la Blogoteca

Mi blog nominado en la Blogoteca
Agradezco calificar

miércoles, 22 de agosto de 2012


Este jueves un relato: Fotografía inspiradora.

"Coffee Late" 

por Luis Bernardo Rodríguez

(Franco) -Bien, sin falta a las diez y media en ese bar. Nos vemos, un beso grande. Si, sí. Es exquisito café de allí, no te preocupes, no te voy a hacer esperar. Otro para ti.

La felicidad que sentía al cortar el llamado, luego de meses, eran como mariposas en el estómago. Sentía que algo empezaba a tomar forma. Sería como una primera cita. Esta reunión no era sobre trabajo, era para conocernos mejor.

Me llené de esa energía, de ese entusiasmo, no encuentro palabras para describir este ¿amor? que siento. Debo confesarme; siento que estoy completamente enamorado.
Cuando llegó a la oficina, me pareció ver un ángel. Ella es hermosa y tan inteligente. En cada comentario demuestra esa brillante forma de proceder y pensar. Es una mujer fuerte, independiente y con una personalidad avasallante. 
Hablamos mucho y creo que hubo una conexión. Estoy seguro que la hago reír, pero sin parecer un payaso. La mirada furtiva a la que suele someterme, esquivando cada intento (que no disimulo) de salir del papel de compañeros de trabajo. La última guiñada que me regaló, casi me provoca un paro respiratorio y no exagero.
Tengo que conciliar el sueño, no quiero presentarme mañana con ojeras. 
Ya son las 5:30 y sigo sin dormir. 
Tengo que recordar no usar tanto perfume luego de ducharme a la mañana y como el sueño no viene, creo que voy a tomarme algo para calmar este estado de ansiedad.

(Liz)
- Mira, lo siento. Odio la impuntualidad en cualquier persona, y menos que me deje esperando un hombre. Ayer casi no duermo, estaba segura que esto estaba mal. Tu llegada tarde es un augurio, una señal. Menos mal, que no provoqué falsas expectativas en ti...   



Pidan su café en lo de María José!

Gracias amigos jueveros por tan linda actividad, estaré saludando y leyendo sus aportes.

26 comentarios :

El Gaucho Santillán dijo...

El comienzo de algo.

Mariposas en el estomago.

Unm abrazo.

Luis Rodriguez dijo...

Gracias Gaucho, me hiciste con tu comentario modificar el texto. Me pareció infaltable "las mariposas en el estómago. Gracias por pasar por aquí!

casss dijo...

Qué ganas de tomar un café. Qué ganas de sentir esas mariposas en el estomago.
Qué gánico este relato. 10 puntos, arriba la esperanza!

besos jueverísimos!!!

Neogéminis dijo...

uyyyyyyyyy..no me digas que llegó tarde porque se quedó dormido!...pobre!...tanta excitación le provocó lo que más temía: un mal comienzo -o final, que en este caso es lo mismo!-

un abrazo!

Luis Rodriguez dijo...

Gracias Casss y Mónica por pasar a leer este aporte juevero.
No importa, no está dicha la última palabra. Quién dice que dentro de unos cuantos años, ellos no estén recordando el mal comienzo de su relación mientras festejan un nuevo aniversario...

Matices dijo...

Anda que... mira que quedarse dormido, bueno, nada hay que no se pueda remediar con un café y el tiempo, habrá que dejarlo reposar un tiempito...

Besos!!

mariajesusparadela dijo...

No es bueno llegar tarde, al menos, para mi.

Judith dijo...

Es lo malo de las expectativas, uno se ilusiona, el otro ve cosas negativas, malos presagios que al final quedan en eso y uno nunca sabrá lo que se pudo dar.
Muy bueno Luis!!
Besos

Atalanta dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ BIEN, ESTO PROMETE !!!!!!!!!!

Mantenerme informada.

Besos esperanzados

G a b y* dijo...

Obviamente las expectativas de uno y otro no tenían el mismo alcance... él llegó tarde de tanto darle cuerda a sus pensamientos y ansia, y seguro que ella se adelantó a la cita y la espera se le hizo más larga... je! más que el plantón de un retraso, le temió a que la dejara plantada. Si da una segunda oportunidad, vale la pena seguir desvelándose por ella, sino... mejor soñarla de lejitos!
Besitos, buen jueves y un excelente café el que nos ofreces!
Gaby*

Marta C. dijo...

Las mariposas dejaron de volar en el estómago por culpa de... ¿un reloj que se paró? ¿una duda? o simplemente un hombre impuntual, defecto que, en general, se nos atribuye a las mujeres. Besos por romper el tópico.

Teresa Oteo dijo...

Yo también odio la impuntualidad, me gusta ser puntual y que los demás lo sean, por lo menos cuando quedan conmigo jejeje, pero también sé lo que es no poder dormir por esos nervios de la cita y tener que tomarte algo que luego te deja grogui, así que yo le doy una segunda oportunidad y seguro que de ahí sacamos algo interesante...
Un beso, Luis

Natàlia Tàrraco dijo...

Al colgar el tel. esas mariposas danzaban en la taza de café sabroso, antes de tiempo, aleteos de esperanza, hay que darle una "chance", nunca es tarde para conocerse mejor y nunca nos conocemos del todo, mejor, curiosidad, novedad, intriga.
Besito puntual, a la hora del café.

Cecy dijo...

El gran amor de mi vida, lo conocí así, trabajando, me moría por estar a su lado, el día que me invito a tomar un café, las mariposas llegaron y nunca mas se fueron, aunque los dos si.

Me recordaste ese momento atesorado.
Gracias.

Un abrazo con rico aroma a cafè.

rosa_desastre dijo...

Lo importante no es como empieza, si no como termina... y eso se queda a la imaginacion de cada uno en esta historia abierta donde dar rienda suelta a las mariposas.
Un beso

Esilleviana dijo...

Pero ello no sería tan inteligente cuando no pudo advertir en la cara de él, que el retraso era debido a que había pasado una mala noche, solo tendría que observar con detenimiento al chico para comprobar en qué estado llegó a la cafetería... no?
pobre, me dió pena :))

Un abrazo :)

Teresa Oteo dijo...

Y yo que dejé ayer mi entrada y por lo que se ve no ha pasado la censura. qué pena!!! jejeje bueno lo pondré de nuevo a ver si hay suerte...
Te decía que yo que soy muy puntual valoro mucho la puntualidad en las personas y me molesta el que no lo es, pero que también sé lo que son los nervios y las mariposas y el desvelarse por los nervios de una cita y tener que tomar algo para poder dormir y llegar con una cara medio normal al encuentro, y ese algo que te tomas te deja grogui y no hay quien te despierte, así que soy partidaria de dar una segunda oportunidad porque segurito que la cosa funciona...
Un beso.

Cristina Piñar dijo...

Siempre es mejor una "reunión" para conocerse mejor que una de trabajo ¿no crees? Supongo que después de esa cita vinieron muchas más, al menos el texto da lugar a la esperanza. Un beso.

Pepe dijo...

Pienso que no es tan catastrófico un mal principio. Es cuestión de insistir y seguir porfiando por aquello que anhela. Parece que entre los dos hay sintonía a pesar de ese desencuentro inicial y eso es motivo más que suficiente para que acabe existiendo una relación que satisface a ambos.
Un fuerte abrazo.

San dijo...

Deseoso e impaciente en la espera, sentir esas mariposas en el estomago es un renacer. Que delicioso y dulce este cafe.
Besos Luis.

Omar de enletrasarte y masletrasarte dijo...

algo va a pasar..
interesante relato
saludos

Maria Liberona dijo...

Al comenzar a leer me quede con las ganas y la ilusión de un gran amor que se aproximaba, pero creo que la ansiedad del chico le paso una muy mala jugada, pero creo que siempre hay segundas oportunidades

Luis Rodriguez dijo...

Amigos Jueveros, gracias por saludar y plantear estas reflexiones que surgen del aporte. Segundas oportunidades... como que podemos estar hablando rato de esto.
Me faltan 4 cafés de los que nos invita María José, voy a cumplir con todos, a media que vaya pasando voy haciéndome miembro y sumarlos a mi lista de blogs

Valaf dijo...

El café como inicio de una relación. Por algo será que el negro brebaje y su aroma nos trae mil y un recuerdos.

Saludos

Sindel dijo...

Un café que marcará el comienzo de algo, que removerá esas mariposas hasta el extremo y traerá esperanzas.
Qué rico café nos has dado.
Un beso.

Juan Carlos dijo...

¡Oh, Dios!
Si es que no se puede, que hay que relajarse, que el peor enemigo es uno mismo.
Pobre Franco, tantas vueltas y expectativas para fastidiarlo con un retraso ...
Buen relato desde las dos subjetividades, me gusta ese estilo.
Un abrazo.