jueves, 29 de noviembre de 2012


"A la luz de una vela" LuisBernardo Rodríguez


Estamos reunidos en el blog de Encarni bajo este sugerente tema. Invito a leer sobre luces y sombras en el siguiente enlace:

Mi cenicero luce como un 
cementerio, cada muerto es un pensamiento que yace; entre las cenizas y el fracaso.

Estoy demasiado borracho para olvidarte. Esta pálida luz de una vela, que contempla mi miseria, seguramente, sea igual a la que corona tu romántica cena que celebras. Donde, probablemente, veas iluminado los ojos, brillantes de felicidad, de tu nueva compañía.

Voy a quemar todas tus fotos, en este mismo fuego. Voy a quemar todas NUESTRAS fotos con este mismo fuego y repetiría este ritual…
Estoy demasiado borracho para frenar estas lágrimas y luchar contra este repentino sueño que me vence.

El fuego que todo lo abraza y todo lo reduce, hace su perfecto trabajo al devorar con su descontrol el entorno.



Quiero agradecer, desde ya, los comentario que llegarán y contestaré. Obviamente, visitaré sus sitios!
De paso... aprovecho para invitarlos a dejar su voto en la  2ª Edición de los Premios B (mi forma de premiar a los sitios, a sus administradores y el esfuerzo). Son 3 blogs internacionales y 3 de Uruguay. Este 30 de Noviembre termina, mil gracias a todos!!!




23 comentarios :

Teresa Oteo dijo...

El fuego es purificador, nos limpia de recuerdos tristes y abre paso a nuevas historias y las lágrimas... ¿qué mejor forma de desahogarse sin matar a nadie? jejeje, aclaro, es broma...

Nos leemos!
Besos!!

Natàlia Tàrraco dijo...

El arrebato de un momento lo reduce todo a cenizas, quema por dentro ¿y luego?
Intensa vela y humo de cigarrillo flotando, besitos.
Amigo, ya voté, gracias por el empeño y la generosidad.

Luis Rodriguez dijo...

Gracias Tere y Natàlia por vuestros comentarios. El fuego siempre es algo recurrente. Antes tenía de fondo unas simpáticas llamitas que daban la impresión de que el blog esta que arde!!! jeje Cuando escribo siempre surge este tema del fuego. La propuesta me vino como anillo al dedo.

juliano el apostata dijo...

recuerdo haberme emborrachado por el amor o el desamor de una mujer, claro, que eso ocurría cuando yo bebía, es decir, hasta antes de los 30...ahora, desde luego, por un desamor ni me emborracho ni leches en vinagre...¿será que me he hecho duro como el acero?
medio beso...

José Vte. dijo...

El fuego es purificador, limpia y renueva.
Aquí en Valencia, las fiestas mayores son las Fallas con que se da la bienvenida a la primavera. En ellas el fuego es el absoluto protagonista. Todos los monumentos creados ex-profeso se queman en la noche de San José.
Basicamente la filosofía de la fiesta se basa en la siguiente cita: "quemar lo viejo para que renazca lo nuevo".

Un abrazo

censurasigloXXI dijo...

Pues que le vaya bonito...

A reina muerta reina puesta, amigo.

Hala, a dormir la borrachera y mañana será otro día. Mando al caballero un café para despejarse.

Un beso.

Cecy dijo...

Tremenda borrachera le ha provocado el desamor, y quemar todo, que el fuego arrase hasta el ultimo ínfimo recuerdo. Así y todo el olvido no llega, ese maldito siempre viene tarde.
Esta es otra vela de espera.

Un abrazo Luis.

G a b y* dijo...

Los amores que terminan, suelen dejarnos en estado de melancólica apatía. Es una manera de exorcizarlos: cigarros, alcohol... no sé si el efecto sirve, pero al menos opaca la imagen que podamos tener del otro, si encima lo/la sabemos en brazos de otro.
Besos!
Y muy buena la movida e impulso que das a los blogs!
Gaby*

Neogéminis dijo...

La lumbre de una vela puede ser tan compañera como traicionera...nos hace ver con más claridad verdades y fracasos.
Apasionado texto.
un abrazo

enletrasarte (omar) dijo...

muy bien, amigo,
ey, no es necesaria la reciprocidad si no te nace
arriba vos!!
omar(enletrasarte)

Encarni dijo...

Ha sido una velada un poco triste, pero si ha purificado sus recuerdos con el fuego bienvenido sea el fuego que lo olvida todo.

Un abrazo

Sindel dijo...

Excelente!!! Sentí despecho, dolor, ira, soledad y tristeza al leerte.
El fuego todo lo lleva, todo lo borra, pero dentro nuestro las cosas quedan. Espero que no haya estado tan borracho como para no poder escapar del fuego.
Otra cosa es una letra excelente para un buen tango :)
Un besote.

casss dijo...

Final del juego, con el fuego como final. Nada como cerrar una etapa que no va más.

Me gustó esta prosa poética, mucho!

besos (ya tendremos los resultados de la votación?

Pepe dijo...

El mismo escenario con velita para dos acontecimientos opuestos, por un lado, el amor no correspondido ahogando sus penas en el pozo no sé si sanador de una borrachera, lejos de allí, también a la luz de una vela, tal vez el nacimiento de un nuevo amor. Es complicado, pero ya sabes el refrán: A enemigo que huye, puente de plata. Hay que olvidar aunque duela y caminar de nuevo.
Un abrazo.

San dijo...

Triste despedida quemar los recuerdos bajo el fuego. Buen jueves Luis.
Un beso.

Carmen Andújar dijo...

Con la luz de la vela y la borrachera, da pie a la tristeza y al desamor, y a la suelta de lágrimas a distro y a sinistro. Lo del fuego es una manera muy radical de soltar todos nuestros recuerdos.
Un abrazo

Maria Liberona dijo...

Excelente relato, muy melancólico así como quizás es a veces la vida, la verdad me encanto leerte

Juan Carlos dijo...

Muy bueno narración de ese momento en que se exalta el sentimiento de despecho.
Un abrazo, amigo.

Luis Rodriguez dijo...

Estoy muy pero muy atrasado con las lecturas y los comentarios, no me gusta no dejar, aunque sea, unas palabras en los textos, creo que no alcanza solo con la lectura. Me impongo cumplir con la regla de reciprocidad de la propuesta Juevera. En fin, que estaré retomando el sendero de los aportes en un rato. EL Premio B y la remodelación del blog me tomó un rato largo, jeje
Ah, de paso aprovecho a dejarles la invitación a mi iniciativa de navidad, un cuento colectivo en el que espero que se sumen todos!!

Gracias Juan CARlos, Omar (visitaré tu blog pronto, tómame la palabra!), María Liberona, Carmen, San, Pepe, Casss, Sindel, Encarni (gran labor de conducción, impecable), Mónica (mismos motivos debo la foto para la portada de navidad, espero estar a tiempo, quiero salir lindo!!)GAby, Cecy, Verónica, José VTe (otro que le debo vistas a la muerte dulce y me quedo con pena de no dejar mi aporte a su propuesta), Juliano ( a ver si es posible que en el 2013 me toque un Jueves para tirar una propuesta, jeje)

Gastón Avale dijo...

Es tan atractivo el fuego... El de una vela es muy suave y tranquilo... Pero una gran fogata, con su ruido es mucho más tranquilizador...

Gastón Avale dijo...

Un saludo!

Muy buen relato.

Cristina Piñar dijo...

Creo que ni la borrachera ni el quemar las fotos le harán olvidar ese amor, pero bueno, al menos, en el momento, le sirven de desahogo. ¡Que malo es el desamor! Un beso.

Luis Rodriguez dijo...

Gastón gracias por leer y comentar!!
Cristina, ciertamente no logran su objetivo, pero estos arranques sirven para mitigar el dolor.