Mi blog nominado en la Blogoteca

Mi blog nominado en la Blogoteca
Agradezco calificar

miércoles, 26 de octubre de 2011


TERROR EN PRIMERA PERSONA por Luis Bernardo Rodríguez



Terror en primera persona
Relato en 2.0 

 Hay ciertos géneros que son de por sí atractivos, por ejemplo, aquellos relatos que le pertenecen al misterio.
Quiero confesarles algo que realmente me causa cierto temor este miedo que de vez en cuando crece, en especial por las noches, es mi casa.
Desde que empecé a crear relatos, siempre me sentí cómodo escribiendo y es lo que adoro hacer, cuando tengo tiempo, claro. Obviamente, nació esta fascinación por hilvanar palabras gracias a la lectura y esta se la debo a mi padre. Cuando lo veía ensimismado en aquellas novelas cortas de los géneros western y policiales, su distracción me llamaba peculiarmente la atención. No me interesa hacer ninguna valoración literaria; era su lectura y sus momentos de evasión, como era el mío observarlo; y es que, de esta fascinación nace mi entretenimiento.

Pues bien, en este caso quiero contarles una historia, de la cual me gustaría ser el protagonista pero sin profundizar en mi perfil psicológico, (detalles intrascendentes), es decir, aburrirlos. Deseo escribir algo sobre mí, o mejor dicho, contar algo ajeno y estar representado. Aunque me pregunto si a mis hipotéticos lectores les interesaría. Esta interrogante es, quizás, el inicio de un fracaso por lo que dudo si mantendré algún interés en dar a conocer el contenido de este archivo.

Hace dos años que me mudé a este lugar, siento cierto rechazo al denominarlo hogar, probablemente, por no haber formado familia todavía, no lo sé. Lo cierto es que vengo experimentando unos fenómenos un tanto particulares.
Si tengo que decir algo de mí, diría que no me considero supersticioso. Soy incrédulo por convicción y no mostraría, por ejemplo las siguientes fotos.
Me pregunto, ¿otras personas les sucedió algo así?







Cualquiera en su sano juicio (me incluyo) lo refutaría fácilmente. Ese cable no le pertenece a la televisión encendida, aunque no aparezca ningún otro aparato eléctrico en el aparador. Sin contar lo conveniente de tener una cámara en mano para ese momento. Diría también; son fotos trucadas y como la calidad no ayuda, es un engaño casero, relativamente bien logrado. Pedir un voto de confianza o credulidad para estos registros, en tiempos de engaños masivos, me causa un poco de vergüenza. Aunque me siga preguntando; cómo sucedió esto.


Tampoco me interesa relatar a mis allegados estos sucesos, por temor a que me tomen por loco (aquellos más misericordioso dirán que estoy demasiado estresado). Mucho menos desafiarlos a que contemplen y verifiquen mis palabras, pienso que terminarían alejándose por temor. De hecho, una amiga con quién solía mantener una relación un poco especial, (que es en cierto modo, un punto de partida para explicar esta inquietud ya instalada) sentía una inclinación natural por estudiar todo lo referente a la energía y la espiritualidad. Oscilaban su teoría y práctica entre: la ley de atracción, reiki, lectura de diversos medios para la clarividencia, aroma terapia, yoga y otras interesantes vertientes para mejorar y perfeccionar su alma, según su creencia, en este pasaje terrenal.
Dejando de lado mi sarcasmo, el día que le propuse pasar en mi casa una noche, su cuerpo la tentó para disfrutar de una cena romántica. Durante toda la velada se sintió incómoda hasta que me terminó confesando que había algo muy denso -palabras textuales-, que no la dejaba disfrutar de mi compañía. Qué era, nunca me lo dijo, solo que la jaqueca era insoportable y que deseaba retirarse en ese preciso instante de mi domicilio.

Ciertamente, estoy en una situación que me incomoda, no tengo en quién confiar por temor al abandono de mis amigos. El re alojamiento sería un buena opción, pero es económicamente imposible para mi actual situación financiera, sin mencionar la cifra mínima que pago de alquiler que no puedo desaprovechar. No encontraría un lugar así, con la flexibilidad en la garantía que me ofrecieron cuando me instalé en la casa.

Hay otro episodio que quiero abordar, a partir de lo relatado con respecto a mi huidiza compañera. Ella me recomendó, pasados los días de la infructuosa visita, realizar una limpieza del lugar. Me sorprendió semejante consejo, siempre fui una persona pulcra en mi aspecto y en mis espacios, trato de tener todo ordenado y prolijo. Ella esbozó una carcajada y me explicó que la limpieza es con respecto a las corrientes energéticas. Me expuso una breve explicación sobre el ordenamiento de algunos puntos y elementos que ayudan a emigrar aspectos negativos de una casa. En fin, me dijo que se contactaría con su mentor en la búsqueda espiritual, y que gustosamente se haría presente, para ayudarme con eso que sintió percibir y causó un efecto de repulsión en ella.

Una mujer bajita se presentó a las dos semanas de la charla con mi amiga. Con ojos muy brillantes observó el comedor y mientra hablaba muy pausadamente me transmitían una calma absoluta. Realmente pensé que esta mujer, nunca se enfadaba por nada. Se puso a obrar en su ciencia y me daba indicaciones para mover algunos muebles, incluso, mi cama fue trasladada. Por momentos me dio la impresión de que oraba, pero solo captaba una murmuración. Se detuvo en varios sectores pero, específicamente, en un par de lugares su semblante se tornó oscuro al fruncir las cejas, pero seguía de largo y se dispersaba de ese trance.
Finalmente, me convidó a sentarme y a tirarme el tarot para cerrar su visita. Barajó el mazo e hizo tres montoncitos, me pidió que eligiera uno. Ejecutaba sus movimientos con tanta gracia encantadora, que me contagió de buen humor como para aceptar algo que hasta entonces juzgaba como inadmisible de prestarme como sujeto de experiencia. Colocadas las cartas, de repente, ella estira la mano y desparrama todo lo armado en la mesa. La vi empalidecer y casi sofocándose, me dijo que se sientía mal del estómago y que le urgía entrar al baño. Luego de ese instante, al quedarme solo en el comedor, vi como una de las barajas comenzaba a moverse, como queriendo salir del desparramado mazo que la cubría.
A continuación verán el resultado de ese momento.

¿Habrá otro sujeto, en otra ciudad, experimentando
 algo similar en estos momentos?. Me gustaría saberlo...





Fue un reflejo tomar el móvil y fotografiar la carta que bailaba en el aire. Una tos muy desagradable que provenía del baño me hizo perder el descenso de la carta y recordé a la mujer que también me acompañaba. Salió como un rayo para tomar sus cosas, me pidió el dinero que habíamos acordado. Perplejo y desencajado ante el reclamo, (porque en ningún momento se había manejado ninguna remuneración, creyendo que era un favor solicitado por mi amiga) fui a buscar el dinero que disponía y se lo entregé. Ya a esa altura, disgustado, me aclaró que falta una parte de la paga pero que no importaba, que se lo hiciera llegar por su alumna en cualquier otro momento. Este último episodio me llenó de desconfianza y solo quedó la foto de la carta danzarina porque realmente recordé lo que en mi viejo barrio decimos; que me hicieron una verdadera “caída”.

Ahora tomo muchas fotografías, en cualquier momento y en distintas partes de la casa. ¿Qué es lo que quiero ver?, ¿por qué tengo esta fascinación por registrar el vacío de mi casa?, ¿es qué hay algo que quiero capturar y retener?.
De todas formas, quién puede creer en estos registros. Incluso, si yo los viera, daría cualquier explicación lógica para tirar abajo el intento de sugestión.
Me jacto de lo que leí y algo que me mantiene con los pies en la tierra de todo este delirio es mi facultad de considerarme racional. Aunque hay cosas que ya no las puedo manejar, no las ignoro, solo quedan a un lado expectantes de explicación.

Algunos días después, desperté una mañana para dirigirme al baño. Cuando regresé quedé estático al hallar en mi cama recién desecha, una carta del mazo de tarot que hacía semanas la mujer había traído.



Como pueden apreciar, se encontraba un poco arrugada por el peso de mi cuerpo durante toda la noche. Obviamente la mujer la dejó en mi casa, pero cómo llegó a mi cama y sin percatarme cuando me dispuse a acostarme. Es otro misterio que se agregó a la cadena de acontecimientos. Soy una persona distraída, así que no me preocupé más, quizás, fui yo el que la colocó ahí entre mis libros que acostumbro llevar antes comenzar el reparador sueño.
No quería nada de esa mujer, me enconaba al recordarla y evocar como me sacó el dinero que me hizo falta luego para completar el mes, por lo que solo quería devolverle la carta. Adosé a mi caprichosa actitud, regresar los muebles al lugar en el que estaban antes de sus consejos.
La llamé pero me atendió una asistente, me agradeció que le avisara sobre el hallazgo, ya que la señora utilizaba un único mazo para las lecturas. Me pidió que esperara en línea, que deseaba verificar algo. Cuando regresó me informó que el mazo estaba completo, enmudecí, aunque lo que siguió en la charla iba a darme un vuelco en mis emociones. La asistente me confesó que ella no podía tocar esas cartas, porque el mazo y la receptora mantienen una unión cósmica, o algo por el estilo. Me aclaró que se tomó ese atrevimiento porque la mujer había desarrollado un tumor maligno y las expectativas de vida, en semanas, eran realmente pocas. Se sentía mal por haber tocado las cartas pero su intención era bondadosa, lo hizo para cuando la mujer ya no estuviera, enterrarla con sus pertenencias más cercanas en vida.

Tengo muchas más cosas que enumerar, por ejemplo: mi heladera, el equipo de música y el despertador digital que se han fundido por problemas eléctricos aunque los técnicos que inspeccionaron me dijeron que la caja de fusibles estaba en perfecto estado y que no habían registrado altas de tensión. Igual, ya tuve dos cortes de energía eléctrica en los últimos tres días. Ahora pienso, que los apagones fueron a la misma hora, pero esta conclusión, quizás, se deba a que estoy un poco influenciado por el enigmático entramado que esconde esta casa.

Recién tuve que reiniciar mi equipo cuando me disponía a subir otra fotografía.
Me compré una cámara digital, ya que la resolución de mi móvil no es tan óptima. Creo que graba pero no sé manejarla del todo bien, me aburre leer prospectos. Me supongo que está grabando, porque hay una luz roja encendida, se preguntarán porqué no verifico esta sospecha, pues bien, cuando me siento ante el teclado, no dejo que nada me distraiga. Si lo hiciera pierdo esa fuerza de escribirlo todo y cada palabra es valiosa, aunque luego la suprima porque esté de más en la oración. El único movimiento que me permito ejecutar es cuando enciendo los cigarrillos y deposito la cenizas, incluso ni esto, a veces caen en el teclado, por no perder la atención… ya les dije que soy un poco disperso.

Me pregunto si estará por comenzar a vivir estos
extraños hechos otra persona, cosa que no se lo deseo a nadie.



Sobre esta imagen no tengo palabras, algo estaba detrás de mí o la explicación que una persona racional daría es que el flash de la cámara reflejó en el espejo y provocó esa silueta entre sombras.
Debería dejar de escribir porque a esta hora, sucede lo de los apagones, voy a dejar fluir un poco más estas ganas de escribir, aunque estoy a cada frase guardando en el archivo, para que nada se pierda.

Meditando sobre el motivo que me llevó a construir este texto, llego a la conclusión de no poder ofrecérselo a ningún editor. Voy a guardarlo, como una rareza. Si llegara el reconocimiento por mis otros relatos algún día y cuando ya no esté, quedará como un legado, una curiosidad para quien desee
investigar e incluir en mi biografía. Aunque, debería vivir un poco más y preocuparme menos. Ya
resolví que la última información que sumaré, es averiguar la familia o persona que habitaba aquí,
antes de mi llegada. Creo que va a ser entretenido investigar, pero sin obsesionarme, voy a tomarlo
solo como un pasatiempo que



video



Agradecimientos especiales: Sebastián Marengo y Natalia Larrosa

Si este relato te gustó, te agradecería que lo difundas y compartas. Espero como siempre sus comentarios e impresiones. LDU

HALLOBLOGWEEN 2011, un camino terrorífico de historias. http://teresacameselle.blogspot.com/2011/10/comienza-el-halloblogween-2011.html 

45 comentarios :

Dayana Garay dijo...

Siendo honesta y aunque esta a tela de juicio este tipo de "fenómenos" basándose en el mundo lleno de trucos en el que vivimos puedo decir cualquiera puede opinar que esto es un completo engaño o una especie de fantasía pero con fundamento en mis experiencias cabe decir que es posible que este tipo de cosas sucedan sin dejar mas explicación que un leve escalofrío recorriendo nuestra espalda o incluso obligarnos a olvidar dicho suceso...

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Gracias Dayana, obviamente tienes razón. No te olvides que lo que propongo es ficción, nunca un hecho real. Lo que me gustó de la idea, más allá del resultado bueno o malo, es como insertar otros elementos al relato y las herramientas que brinda el blog, yo le llamo relato 2.0 en tono de broma, claro está. Todo fue un accidente la construcción de este relato. En fin, me arriesgo a que me critiquen muy mal, pero de locuras vivo jejeje

Dayana Garay dijo...

claro cada una de las historias esta sujeta a interpretación individual... nuevamente felicitaciones =)

Anónimo dijo...

Celebro la creatividad y pensar siempre en "algo más allá" (con doble sentido). Felicitaciones.

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Muchas gracias Anónimo por leer el relato y dejar tu comentario.

eternoantagonista dijo...

Me gustó, Luis. Más allá de tus aptitudes como narrador, que demuestras una vez más en este relato, la idea de incluir elementos extraños a la letra lo enriquece y lo hace parecer más creible, sin dejar de concebirlo como ficción.

Además, lo dicho revela tiempo y dedicación, ergo, amor por la escritura, algo que agradecemos quienes también la amamos, tanto en la creación como en la lectura.

En lo personal creo que el resultado es bueno. Habrán algunos, sin duda, que dirán que es mejorable, pero eres el primero que se arriesga en este formato 2.0, y si en tu primera exploración tienes estos resultados, ten por seguro que los próximos serán aún mejores.

Un abrazo y felicitaciones.

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Gracias amigo por tu apoyo. Lo de formato 2.0 no sé si existe, es en tono de broma que lo titulé. Una cosa me llevó a otra para obtener este resultado. Lo más importante son las palabras, las imágenes, como el vídeo son adornos solamente. Fue entretenido. Gracias y estamos en contacto y siempre hay un lugar aquí en el blog, para difundir lo que quieras.

May dijo...

Me gustó, el relato va llegando al clímax de manera ascendente, me recordó a ciertos cuentos de Cortázar, por el hablar en primera persona y cuestionar los propios argumentos, es el primer post de tu blog que leo y me dió muy buena imprsión, seguiré leyéndolo, gracias por un relato así a la media noche en mi cumpleaños (el peor que he tenido) tu relato me hizo olvidarme de mis quejas sin remedio.

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

May gracias por visitar el blog y que te hayas entretenido con el relato. Con respecto a tu cumpleaños, desearte lo mejor para este nuevo año que comienzas, porque debería ser así, todo lo que suceda es a partir y dependiendo de vos. Así que, un abrazo de mi parte y muchos éxitos en cada cosa que proyectes, te envío mis mejores pensamientos. Me puedes encontrar en facebook o twitter y seguir dialogando.

Neogeminis dijo...

brrrrrrrrrrrrr...apenas empezar a leer ya me dieron escalofríos!...y no de frío, aclaro!jejeje.
El toque de agregar imágenes ha sido un acierto, sin duda, para terminar de helar de espanto al lector!jejeje
Saludos de halloblogween!

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Halloblogween es una idea buenísima!! Te mando un saludos afectuoso, gracias por pasarte por aquí y a seguir leyendo historias del blog de http://teresacameselle.blogspot.com/ para asustarnos un poquito

Maribel dijo...

Increíble, Luis, más que un relato parece un documental de parapsicología en toda regla.
Me encanta el enfoque que le has dado, haciéndonos creer que todo te ha pasado a ti en primera persona y jugando a la vez con la ficción. Porque es ficción ¿no?
Eso es lo bueno de este relato, que te hace dudar, que te creemos.
Felicidades.

Un saludo.

Lola y Mari Carmen Polo dijo...

He leído tu relato con interés, como amante de todo lo que es paranormal.Y me ha gustado, ha sido algo diferente.

Un abrazo

Lola

rosa_desastre dijo...

Lo primero que he pensado mientras te leia, ¡por Dios, porque este chico no se instala en una tienda de campaña! Has mantenido la tension durante toda la historia, y te confieso que he mirado de reojo por si cambiaban de lugar mis pertenencias jajajaja. En fin, que has logrado "engancharme". Te seguire leyendo.
Un beso

Carmen Andújar dijo...

Oye, he pensado que era real, que te había pasado de verdad. Desde luego una gran imaginación la tuya. Bueno, has conseguido centrar todo mi interés, te felicito.
Un saludo

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Gracias Carmen Andújar, Rosa_desastre, Maribel y Lola Y MAri Carmen Polo, por visitar mi blog y entretenerse con el relato. Estamos en contacto, visitaré vuestros blogs y comentaré muy pronto. Pido disculpas porque en las bases de la propuesta decía que los relatos debían ser breves. El relato lo confeccioné para mi blog, pero afortunadamente encontré esta iniciativa de Halloblogween. Saludos a todas

Neogeminis dijo...

Quiero agradecerte mucho por tus palabras en mi blog. Es un gusto enorme comprobar que lo que uno puede escribir logra mantener la atención del lector...y encima gusta! jejejeje
Muchas gracias otra vez.
Saludos.

Pepe dijo...

A veces he tenido la sensación de vivir en primera persona algún fenómeno extraño, paranormal. Creo que esa sensación es más frecuente de lo que nos imaginamos. Tú has reflejado a la perfección con tu texto y las imágenes del que lo has acompañado, este mundo de extraños sucesos. ¿Sugestión?, pues creo que no siempre es así y que existen fuerzas que escapan del ámbito de nuestra comprensión.
Me ha encantado tu historia.
Gracias por tu visita. Un saludo.

Ceci dijo...

Por un momento pensé en ir pasando por alto algunos pasajes de tu texto, pero las fotos me atrapaban, y volvia al texto logicamente. Increíble relato, suspenso al por mayor. Escalofriante de verdad, y ¿que esperás para mudarte? hasta un camping sería mejor que eso! ja!
Saludos

Alicia Uriarte dijo...

Compañero, creo que has dejado caer este texto en la época y el lugar adecuados para que podamos disfrutar muchas personas del mismo. Me ha gustado el formato. Entraña un pequeño ejercicio de olvidarse del método ciéntífico para sumergirnos en aquello que acaso, a pesar de lanzar muchas hipótesis, solo tenga como explicación la que cada uno de nosotros queramos darle. Como soy escéptica respecto a los asuntos paranormales ¿Y si se trata de un exceso de contaminación por presencia de iones positivos? Bueno acaso rompo con el itinerario al que pretendías llevarnos pero, como te he dicho, tu propones y cada lector dispone.

Ha sido un verdadero placer leerte a pesar de que igual pretendías todo lo contrario.

Saludos.

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Mensaje que quiero compartir, recibido en mi mail, lo transcribo y agradezco las palabras tan amables que me llegan desde España.


Luis, hola, soy Verónica del blog hel-leniko. Disculpa mi intromisión en tu mail pero no sé qué pasa con la pestañita de elegir el perfil para hacer comentarios, aparece bloqueada y, en la mayoría de los blogs, no puedo escribir. En fin, cosas de don blogger...

Si quieres cuelga tú mismo el comentario a la entrada de Halloblogween.

COMENTARIO

Saludos desde España, amigo! Pues te diría yo que si hay que dar una medalla a un escéptico, yo sería la ganadora de la de oro macizo!!! Y más lejos de yogas, Karmas, flores de Bach, espiritualidades y "nuevaerianeces", no hay otra más alejada que yo.

Pero, alejando a las ironías, he vivido un trío de experiencias que no sabría cómo explicar. El fenómeno físico lo presencié y, en ese momento, quedó como algo inexplicable; no se me ocurrió pensar en fantasmas, espíritus, energías o fuerzas del mal, simplemente pasaron esas "inexplicables" cosas, que no raras ni temibles y ahí quedó la cosa.
El cerebro humano está muy poco desarrollado y aprovechado, si no puedes explicar un hecho, no busques en lo que sabes, piensa que todavía no lo podemos deducir de nuestros conocimiento actual...

Ah! Me reí mucho con tu fina ironía del texto, genial!

Un abrazo

Verónica Marsá

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Muchas gracias a Ceci, Alicia Uriarte,Pepe, Neogeminis y a todos los caminantes de Halloblogween por sus palabras. Realmente no me esperaba esta respuesta tan linda y agradezco encontrar otros blog y amigos para leer sus historias. A seguir el sendero que http://teresacameselle.blogspot.com/ nos propone para asustarnos un poquito

Juan Carlos dijo...

Ejem, si un día nos vemos prefiero sea en un restaurante, en un bar o en un banco del parque, ¿vale?
No, sinceramente tu casa me parece, ehm, digamos ... emocionante.
Que si, que quedamos a tomar algo, pero en el bar, ¿ok?
Un saludo

Sindel dijo...

Hola Luis, no pude parar de leer tu relato a pesar de que la extensión que tiene al principio me acobardo. Si realmente está pasando esto me parece que es mejor que te mudes, y si es parte de la ficción te comento que me lo puedo tragar tranquilamente como real, hay miles de esto casos irresueltos. Me parece una idea genial la de las fotos y el video final. Un relato diferente a todos los que leí hasta ahora. Un abrazo.

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Gracias Sindel, Juan Carlos y a todos invitarlos a que vengan a mi casa cuando quieran, podemos hacer una cena, jugar a las cartas, contactar algún espíritu, no sé... lo que se les ocurra. Un abrazo a todos y gracias por pasar un rato divertido (eso espero) en LDU

Teresa Cameselle dijo...

Siempre me he considerado poco crédula y nada supersticiosa, pero la manera que tienes de contar estos "sucesos paranormales", en forma de diario personal, y las dudas que tú mismo expones sobre su realidad, hacen que resulten demasiado realistas para mi tranquilidad.
Gracias por participar ¡

San dijo...

El haber ido mostrando imagenes ha hecho que el suspense se hiciera aún más latente, casas con esos extraños habitantes dan escalofrios, hoy amigos que dicen haber sentido visitantes yo cuando lo contaban al principio me reía,,pero mientras no se cambiaron de casa no los visité, por si acaso.....
Gusto encontrarte.
Un abrazo.

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Gracias San por tus palabras. Gracias Teresa por tu convocatoria que repetiré el año próximo, un saludo a todos y voy a ir agregándolos a mi lista de blog favoritos y a seguir este contacto. Muchas gracias Halloblogween!!

Celia dijo...

Mira, he leído el relato sin pestañear.
Mira... sé positivamente que existen "cosillas extrañas" a nuestro alrededor. Lo que ocurre es que la misma circunstancia es vista de distinta forma por quien la mira. O incluso existen personas que ante lo evidente, lo obvian.
Pero... sí. Ocurren muchas manifestaciones. Yo lo sé.
Un abrazo, y gracias por este texto tan ameno.

Laura Nuño dijo...

¿Realidad, ficción? ¿Quién marca la diferencia? ¿O qué? ¿La cordura, o su némesis?
Perfecto. Me ha encantado.
Besines!

Matices dijo...

A veces la ficción no supera a la realidad. Te he leído pensando que todo lo que acontece pertenece a tú diario y lo cierto es que a mi estas cosas me dan más miedo que cualquier historia de terror, por lo incontrolable que puede ser el miedo ante lo desconocido que acontece...

Magnifico!!
Besos

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Gracias Celia por mantener la atención en mi relato y tomarte el tiempo en dejarme un comentario, cosas que aprecio mucho. Interesantes cuestiones planteas amiga Laura Nuño, todo un ensayo para empezar.Maticies ya me hice seguidor de tu blog y publiqué un enlace para que mis amigos también conozcan tu espacio, un abrazo desde Uruguay.

Natàlia Tàrraco dijo...

Luis, me acuerdo de algo parecido hace uffff, cartas, luces, sucesos inexplicables, fascinación, te comprendo y me ha resultado un viaje al túnel del tiempo tu personal(?), intensísimo relato. ¿Cuántas dudas siempre?
¿Estamos seguros de algo? Siiii, de una cosa, lo demás, a vivir el CARPE DIEM.

Ahora me atengo al mar que VEO delante, a su brisa límpida, al yodo, al MOMENTO, que no tengo ni quiero ni creo tener tiempo para elucubraciones.
En este jueves me ha resultado un placer descubrirte y sentirte, soy incrédula por elección y para el bien de mi vivir cada día.
!Salve! Luis, te sigo de cerca.

G a b y* dijo...

Ni tan crédula ni tan incrédula, ya sea por ficción como tratándose de relatos de situaciones reales, creo que debemos dejar un lugar para la duda y otro para la certeza. He escuchado historias muy locas y difíciles de creer, pero también he vivido las mías, así que en el campo de las posibilidades, no hay nada cien por ciento imposible. De última, tomemos la historia (muy bien acompañada de fotografías) como un interesante pasatiempo que aporta un hilito de espanto corriendo por la espina dorsal.
Un gusto leerte, somos compatriotas, y celebro cada vez que me encuentro un vecino por estas tierras espaciales.
Un beso, y te sigo.
Gaby*

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Gracias Gaby y Natalia por plantear distintas interpretaciones y reflexionar acerca de esta historia. Visito los blog de los que han comentado y coloco enlaces en mi lista de favoritos, agradezco que aquellos que quieran compartir sus espacios me acerquen la información. Gracias a todos por los comentarios,los +1, las impresiones que seleccionan y seguir el blog,lo que me hace sentir acompañado y ayudarme a difundir mis relatos. Obviamente, retribuyo de igual forma, porque de eso se trata crear lazos.

Leonor Montañés Beltrán dijo...

Me apasiona y me da terror meterme en el mundo de los fenómenos paranormales. Me daría miedo vivir en tu casa aunque sé que todo lo que ocurre a nuestro alrededor y no podemos explicar, se debe a nuestro propio cerebro. Jugando a la Ouija en casa de unos amigos tuvimos una mala experiencia. Algún día os la contaré. Un beso y agüita bendita.

Omar(enletrasarte//masletrasarte) dijo...

Hola Luis, siempre queda esa intriga sobre un submundo, que quizás no está sino dentro de nosotros mismos.
Un abrazo desde la Costa de Oro-Canelones

Liwk dijo...

Lograste crear una atmósfera muy buena desde los primero párrafos, que fue creciendo a lo largo de la historia. Muy entretenida, escalofriante y creíble.
Un abrazo.

José Antonio López Rastoll dijo...

Da mucho canguelo esta ficción que te has inventado. Me recuerda "Paranormal activity".

Un saludo.

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Gracias José por leerlo y ciertamente no ignoro la mención a Paranormal activity, así como; The Blair witch proyect, Diarios de los muertos de Romero, The last exorcism, Rec o THE POUGHKEEPSIE TAPES (la mejor y es relamente aterrorizante)pertenecen al sub género llamado mockumentary. Un fenómeno muy taquillero para el cine. Así que, entre estos elementos también me inspiraron para crear el relato, el resultado es obviamente diferente, carezco de producción, pero una narración donde intervienen otro lenguaje alternativo, donde incluye, imágenes, vídeo y audio, me pareció interesante de explorar y así quedó mi Relato 2.0 jeje

Anónimo dijo...

luis tu historia es re truchada lo se porque soy tu hermana y se que sos un gil de gomoa. mentira te re quiero un beso enorme <3

alanis rodriguez

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Gracias Alanis, es muy importante para mi sentir el apoyo de la familia y sobre todo el respeto con la que calificas mi trabajo jajja.

Anónimo dijo...

Excelentes ideas y mucha creatividad, no sólo en el hecho de emplear imágenes(que a mi parecer no dejan de ser un acierto), sino en utilizar ese particular narrador que hace al lector sentirse incluído y partícipe de lo relatado. Mis felicitaciones, muchos éxitos Luis!!!

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Gracias por leer esta historia y dejar tu comentario que aprecio mucho. Estás invitada para colaborar en este espacio, si tienes algo escrito que deseas compartir.

Judith dijo...

Pues que las hay las hay !!
Uno siempre escucha historias que pueden dar a diferentes interpretaciones pero bueno va en cada uno, yo me voy a lo científico a si que espero que no me visite ningún fantasma ja ja !!
Muy bueno !!
Besos