Mi blog nominado en la Blogoteca

Mi blog nominado en la Blogoteca
Agradezco calificar

miércoles, 21 de diciembre de 2011


Mi árbol en navidad. por Luis Bernardo Rodríguez

Mi árbol en navidad.


 Cuando era niño, solamente, me limitaba a observar  el momento en que armaban el árbol navideño. Quizás, inconscientemente, sabía que cuando fuera adulto tendría el mío y lo decoraría a mi antojo.


 Ahora, con las cajas desparramadas por el suelo y con el árbol totalmente desplegado (sus ramas vacías esperan ser cargada de colores y formas) empiezo la construcción.

 Siempre afirmo que este es el mejor presente que podemos conjugar y no otro. Pienso en aquellos que se aferran al pasado como la perfección y sostienen que todo lo de antes era mejor.
 Deben tener razón; cada cual con su pasado lo sabrá. Algunas cosas eran mejores y en este punto coincido cuando veo los adornos de navidad. Todo es plástico y sin ese mínimo toque artesanal.

 Dispongo de cosas viejas para mi árbol. Me quedaron algunos adornos de cristal, de los que ya no se consiguen. Esos viejos recuerdo los ubico con sumo cuidado. No quiero que se rompan, son recuerdos, si desaparecen se tiñe de olvido esta tradición.
 Descubro (con una inmensa pena) que una de esas bolas está astillada. Como una vida quebrada, algo que ya no puede lucir estoicamente. Pienso en ese adorno, (y en mi madre que también sufrió un quebranto) que quedará oculto en la superficie, en la cara visible, pero tiene su lugar en el árbol ( pero indeleble en el recuerdo de los que estamos).

 Las luces están probadas. Las coloco alrededor del tronco y por encima de las ramas. Quiero que la luz sea tan intensa aunque intermitente. Algunos de los pequeños focos no funcionan y es que de luces y sombras nadie escapa, ni siquiera el más pretencioso árbol navideño.
 Enciendo la radio para amenizar un poco con algo de música. Una banda inglesa hace gala de una exquisita melodía y su sonido me subyuga y caigo en un trance melancólico. Salgo del mismo por un pasaje de la canción que decía; “Oh, vamos a regresar al comienzo”, “Corriendo en círculos”, “Nadie dijo que era fácil, nadie dijo jamás que sería tan difícil. Oh, llevame de nuevo al comienzo.”
 Tomo las guías, con sus alegres colores que giran, se retuercen, desperecen y vuelven a aparecer dando vueltas. La vida da tantas vueltas que en ocasiones uno pierde la estabilidad y se siente caer, pero siempre se renace bajo un pensamiento esperanzador.  Lógicamente, nadie viene al mundo con un manual de instrucciones. Vamos escribiendo un libro y cada página un día, una hora puede llegar a ser un año lleno de palabras. Nadie me dijo que sería fácil, nadie me podría predecir las dificultades, pero todo se aprende.

 Voy quedando satisfecho por los resultados. Mi árbol luce hermoso, quizás otros lo superen pero es mio.
 Falta la estrella que corone esta construcción casera. La luminosa estrella llega al cenit del árbol y con lágrimas en los ojos, me siento feliz. Como me gustaría compartir esta sensación, transmitirla.
 Afortunadamente llega, en ese preciso instante, el regalo que el destino me dio y colocó a los pies del árbol. La persona que elegí para envejecer a su lado me pregunta; por qué estoy en este estado de melancolía. Le explico, que estas épocas me conmueven, pero no es tristeza (ya llegará la tristeza con el tiempo en que este árbol ya no aguante el peso o el día para desarmarlo y el mundo seguirá igual), es pura emoción.


Muchas felicidades en estos días. Gracias por acompañarme en Letra Digital Uruguay. Un abrazo y un afectuoso saludo. 

*Dejo el enlace de la canción que hago referencia en el relato

Si desean leer más historias, los invito a recorrer el sendero navideño que Gustavo nos propone. Jueves literario: cuento de navidad.
http://callejamoran.blogspot.com/2011/12/una-convocatoria-literariaeste-jueves_18.html


                                                                                Final del armado; y así quedó..

16 comentarios :

Judith dijo...

Hola Luis !!
que bonito en verdad !!
y es que todo el proceso de la navidad nos llega con muchos recuerdos, a veces tristes y otros mas alegres pero eso es la navidad, el recordar y el desear siempre lo mejor para nuestros seres queridos.
Felices Fiestas !!!
besos ^ ^

LA NOVIA dijo...

Un muy bonito y sentido relato, en casa el armado del arbol es una fiesta con mis hijos que incluyen picnic en el piso para no tener que parar de jugar y armar...

Excelente elección la de Coldplay, lo escucho mientras te comento...

Feliz Navidad Luis!!!!!!!

Besos para vos y para todos tus amores...

Anónimo dijo...

Carlos Tizoc:

Te deseo una navidad exitosa y buena de llena fortuna, para ti y los tuyos. Nunca dejes de EScribir.

Anónimo dijo...

Carlos Tizoc:

Te deseo una navidad exitosa y de llena fortuna, para ti y los tuyos. Nunca dejes de EScribir

May dijo...

No soy muy navideña, lo único que mueve a poner un árbol es mi hijo, sin embargo tu relato me habla de un sentimiento, que aunque me es ajeno, logró conmoverme, felicidades, te sigo leyendo.

Neogeminis dijo...

El armado del árbol navideño es para mi un rito que se sucede desde que tengo memoria y como tal pretendo transmitírselo a mis hijas...y si algún día tengo niet@s, a ell@s también. Creo en la ilusión, creo en el reverdecer esperanzas y creo en los sanos recuerdos, esos que están allí, en nuestro sustrato para ser nuestro sostén a lo largo de la vida.
Me alegra que compartas esa manera de entender estas fechas. Creo que es un privilegio que no todos aprecian y comparten.

Un abrazo con la mejor onda navideña!

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Neogeminis comparto estas emociones de navidad y celebro que transmitas a tus hijas, esta felicidad.
Gracias May por leerme. Carlos por tus deseos y acompañarme en el blog.
Gracias a las amigas Judith y La novia por sus palabras y por sus fantásticos blog que me dio gusto visitarlos y descubrirlos este año.
Les regalo palabras como obsequios en estas fiestas. Un fuerte abrazo a todos

Verónica Marsá dijo...

Y te hiciste adulto y pudiste elegir ¿Qué sentiste con ello?... seguro que algún día pensaste ¡Ojalá pudiera de nuevo observar cómo decoran mi árbol!

Mis mejores deseos para ti y los tuyos y 365 abrazos, compañero.

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

EL árbol es la vida y los adornos que se cargan en él son las experiencias, las personas, los errores, las ideas.. Un relato para mis amigos del blog en estas fechas.
Gracias Verónica Marsá por leerlo y te agradezco el comentario

Juan Carlos dijo...

Muy buena entrada, esa construcción, esas bolas rotas (maldito descubrimiento), ese árbol que queda.
Y aderezado por The scientist, para mi, junto con Violet hill, el mejor tema de Coldplay.
Nadie dijo que fuera fácil, pero has conseguido un texto que trasmite muchas emociones y en que creo, más o menos, todos nos reflejamos.
Un abrazo y muy feliz Navidad con ese árbol tan tuyo.

Pepe dijo...

Me gusta la manera en que has ido armando tu árbol, cómo has incorporado a él los recuerdos más valiosos, aquellos que han supuesto una pequeña rotura pero que aún sirven, las intensas luces y alguna que otra sombra, así es como vamos armando mientras la estructura aguante, el árbol de nuestra vida. Ahora, por el momento, en mi casa no lucen árboles navideños, pero eso sí, seguimos construyendo y armando "nuestro árbol".
Que la felicidad sea siempre tu fiel compañera de viaje.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Es bonito montar el árbol de navidad, y es verdad que cuando uno de esos adornos se rompe lo sientes mucho porque forma parte de ti y aunque añadas otros, esos primeros siempre serán importantes para una.
Muy bonito tu relato
Un saludo
Carmen Andújar

gustavo dijo...

nunca tube árbol de navidad, a veces pienso que nunca tuve ni siquiera navidad..no me importa ni lo uno ni lo otro...me importa si pienso que quizá unos instantes de mi niñez se han evaporado sin navidad..
etec etec...estas palabras no son biográficas,pero podrían serlo. considero que cada uno nos aferramos a nuestras navidades como podemos...las inventamos, las asimos con sentimientos, las odiamos, etec..pero casi nunca podemos quitárnoslas de en cima...
este relato tuyo... de bolas d eevrdad y d ebolas de recuerdos...este relat tuyo es ...sencillamente bello.
feliz navidad.

Ceci dijo...

Luis que bueno que conserves algunos adornitos originales, son un tesoro. Yo reconozco que mi arbolito es de apuradas y con piezas de bazares de todo por $2, el original de cuando era niña quedo en casa de mi padre, y como pasa a veces con los hijos que luego se van yendo, los arbolitos de cada nueva casa son como una versión deslucida del primero.
Te dejo un fuerte abrazo y Feliz Navidad

San dijo...

El arbol de la vida cargado de vivencias, cargado de sensaciones, de personas importantes en nuestra vida, un arbol cuajado de colores, de luces y sombras. Precioso relato.
Yo tendría todo el año mi arbol armado.
Un abrazo y toda la felicidad siempre.

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Muchas gracias a San, Ceci, Gustavo, Juan Carlos, Pepe, Anónimo y a todos por su visita y comentario. Espero que hayan disfrutado de este día especial para unos y para otros una obligación o mera formalidad. De todas formas Feliz navidad